Historia del manga


Moisés Fernández
Moisés Fernández

El manga es la forma en la cual se conocen las historietas o cómics japoneses. El creador del término “manga” (漫画) fue Hokusai Katsushika, un reconocido pintor del movimiento japonés ukiyo-e.

Este pintor unió los kanjis de la palabra informal (漫 man) y dibujo (画 ga) que podría traducirse en el sentido más literal como “dibujos informales” o “garabatos”. Por otra parte, al autor que se encarga de ilustrar o dibujar los mangas, se le conoce como mangaka. No obstante, en el mundo occidental, la palabra se emplea para referirse de manera muy específica al estilo japonés de ilustración e historietas concretamente japonesas.

Primeras historietas (1790 – 1887)

Se presume que las primeras historietas fueron creadas alrededor del año 1790, y se originaron debido a la llegada de personas de occidente a Japón. Este estilo de dibujo, no obstante, tomó gran popularidad entre los japoneses. Los primeros pasos del manga vienen atados a dos tipos de expresiones artísticas tradicionales: el arte gráfico japonés que data del XI y la influencia indiscutible del mundo de las historietas occidentales, que durante el siglo XIX ya había ganado su lugar en el medio del entretenimiento.

Ilustraciones de Chōju-giga
Ilustraciones de Chōju-giga

Los primeros grabados que muestran un parecido a la estética de lo que conocemos hoy día como manga, los encontramos en la obra Chōju-giga, realizada a mediados del siglo XIII. Son una serie de dibujos satíricos de animales antropomórficos. Fueron ilustrados sobre emakis, papel de seda en rollos, pintados con pinceles. Los rollos pertenecen al templo budista Kōzan-ji de Kioto y se atribuyen a un sacerdote llamado Toba.

Los autores que inspiraron la creación posterior del manga son George Bigot y Charles Wirgman. La revista Punch (1841) fue el modelo para los cómics The Japan Punch (1862 - 1887) de Wirgman. Kanagaki Robun y Kawanabe Kyosai fueron los creadores de la primera revista de manga japonesa, llamada Eshinbun Nipponchi (1874), mostrando la alta influencia de Japan Punch y Wirgman.

La expansión de las técnicas europeas provocó una producción lenta, pero segura, de parte de artistas japoneses. Entre ellos, destacan:

  • Kiyochika Kayashi
  • Takeo Nagamatsu
  • Ippei Okomoto
  • Ichiro Suzuki
  • Rakuten Kitazawa, cuya historieta, Tagosaku to Mokube no Tokyo Kenbutsu (田吾作と杢兵衛の東京見物) se considera el primer manga moderno.

La revista donde estos artistas fueron publicados, y la primera presente en los medios, se llamaba Tokyo Puck. En el año 1915 se iniciaron los experimentos para adaptar el contenido creado para manga a su versión anime.

Portadas de revistas Tokyo Puck y Rakuten Puck, precursoras a las revistas mensuales
Portadas de revistas Tokyo Puck y Rakuten Puck, precursoras a las revistas mensuales

Historietas para niños: el kodomo manga (1920-1930)

El mejor momento que vivió el manga se comprende entre los años 1920 y 1930, ya que se enfocó concretamente en los jóvenes y niños. Durante estos años, surgió el género kodomo manga, contando con obras como Las Aventuras de Shochan (1923) de Shousei Oda y Los Tres Mosqueteros con botas en la cabeza (1930) de Taisei Makino y Suimei Imoto. Gracias a esto, se empezó a exportar el manga fuera de Japón para el consumo como entretenimiento.

La lectura del manga se generalizó y se estableció como industria en Japón después de la segunda guerra mundial (1945). Para esa época surgieron también mangas con contenido bélico, como Norakuro (1931) de Suihou Tagawa.

Portada del manga Norakuro (1931)
Portada del manga Norakuro (1931)

Esto se debe a que el medio sufría la influencia de políticas militaristas, y se utilizó para publicar propaganda. Incluso se llegó a prohibir el género bélico cuando los americanos ocuparon Japón en el año 1945, ya que decidieron censurar cualquier cosa que glorificara la guerra y el militarismo japonés, pero dichas políticas no evitaron la publicación de otros materiales, incluyendo el manga.

Luego de la ocupación, la constitución japonesa agregó el artículo 21, que prohibía cualquier forma de censura, logrando un crecimiento de la creatividad artística de varios ilustradores.

Tras la rendición de Japón, la época que estaba atravesando el país requería métodos de entretenimiento que les permitiera ignorar y olvidar un poco el sufrimiento que habían padecido a causa de la guerra, refugiándose además en imágenes inofensivas o adorables (conocido en Japón y en las comunidades otaku como kawaii).

Esto, junto con la cultura juvenil de la televisión, música, filmes y caricaturas, creó una oportunidad de mercado para el manga, sin contar el bajo coste que suponía adquirir uno en la situación económica del momento.

Tras la rendición de Japón, la época que estaba atravesando el país requería métodos de entretenimiento que les permitiera ignorar y olvidar un poco el sufrimiento que habían padecido a causa de la guerra. Esto creó una oportunidad de mercado para el manga, sin contar el bajo coste que suponía adquirir uno en la situación económica del momento.

Osamu Tezuka, pionero del manga moderno (1946)

Astro Boy, obra de Osamu Tezuka
Astro Boy, obra de Osamu Tezuka

Durante esa época, Osamu Tezuka, un estudiante de 20 años entusiasta de las animaciones de Disney y Fleischer, sería el causante de un cambio drástico en el manga japonés.

La nueva isla del tesoro es uno de sus trabajos más importantes, que ganó popularidad gracias a la aplicación de un estilo similar al cine donde se incluía escenas de acción fluidas y efectos de sonido. Esta obra llegó casi a comercializar más de 700 mil ejemplares.

Eventualmente, el éxito de Tezuka le otorgó una llamada de parte de la revista tokiota Manga Shonen (1947), la primera editorial que se dedicaba de manera exclusiva al manga. En ella, Tezuka publicó, nada más y nada menos que Astroboy (1951).

En estas revistas, el autor impulsó la creación de historias largas heroicas en forma de relatos, y transformó su producción en distintos géneros, entre los cuales destacan las adaptaciones literarias y el manga enfocado en chicas, o Shoujo Manga.

Masificación del manga (1959)

One Piece de Eichiro Oda, el manga más vendido en la actualidad
One Piece de Eichiro Oda, el manga más vendido en la actualidad

Con el auge económico, el pueblo japonés necesitaba una mayor producción de manga. Debido a esta demanda, una de las principales editoras de libros, Kōdansha, comenzó a inquirir en el mercado de las revistas en el año 1959.

Shonen Magazine cambió la pauta mensual y la convirtió en semanal, lo cual aumentó la elaboración y logró pagar mejores sueldos a sus autores. Inevitablemente, iban a aparecer otros grupos editoriales, en los cuales figuran Shueisha, Futabasha o Shōgakukan.

Con este método acabarían del todo con el enfoque propagandístico, pero también aumentarían las ventas a cifras exorbitantes, y con esto, mejorarían los beneficios, haciendo que el manga se convirtiese en el medio principal del país.

Gracias al éxito de la versión en largometraje de Akira (1988), basada en el manga del mismo nombre del autor Katsuhiro Otomo, la difusión internacional del manga explotó, y debido al rotundo éxito de Astroboy, de Osamu Tezuka, que se transmitió en las televisiones europeas y estadounidenses, se llegó a la conclusión de que había una necesidad en el mercado.

Si adelantamos un poco y nos enfocamos en la actualidad, One Piece (1997), de Eichiro Oda, es el manga más vendido en la historia. Además, en muchos países de habla hispana se pueden hallar ejemplares del manga a la venta.

Tipos de Manga

Naruto, de Masashi Kishimoto, otro exponente del manga moderno
Naruto, de Masashi Kishimoto, otro exponente del manga moderno

Erróneamente se cree que el manga se clasifica por género, pero en realidad la manera de diferenciarlo está basada en el tipo de público al que se dirige. Para ello, se utilizan los siguientes términos:

  • Kodomo manga, para niños pequeños
  • Shōnen manga, para a jóvenes adolescentes
  • Shōjo manga, para chicas adolescentes.
  • Seinen manga, para hombres jóvenes y adultos.
  • Josei manga, para mujeres jóvenes y adultas.

¿Cómo se debe leer el manga?

Esta es una duda muy común, pero sencilla de resolver: el manga se lee al contrario de los cómics americanos, en dirección opuesta, pero para ilustrar el tema, les dejamos el siguiente diagrama:

Diagrama de lectura de Manga

¿Cuáles son los mangas más famosos?

Podemos hablar de popularidad en tema de fama y reconocimiento internacional, pero en este caso queremos abarcar el éxito de ventas, así que aquí les presentamos cuáles son los 15 mangas más vendidos en la historia, a partir de los 100 millones de copias.

  • One Piece de Eiichiro Oda (Aún en ejecución)
  • Dragon Ball de Akira Toriyama (Finalizado)
  • Naruto de Masashi Kishimoto (finalizado)
  • Detective Conan de Gosho Aoyama (Aún en ejecución)
  • Golgo 13 de Takao Saito (Aún en ejecución)
  • Black Jack de Osamu Tezuka (Finalizado)
  • KochiKame de Osamu Akimoto (Finalizado)
  • Oishinbo de Tetsu Kariya y Akira Hanasaki (En pausa)
  • Slam Dunk de Takehiko Inoue (Finalizado)
  • Bleach de Tite Kubo (Finalizado)
  • Astroboy de Osamu Tezuka (Finalizado)
  • Doraemon de Fujiko Fujio (Finalizado)
  • Hokuto no Ken de Buronson y Tetsuo Hara (Finalizado)
  • Jojo’s Bizarre Adventure de Hirohiko Araki (Aún en ejecución)
  • The Kindaichi Case Files de Yozaburo Kanari, Seimaru Amagi y Fumiya Sato (Aún en ejecución)

¿Quiénes son los autores más importantes?

InuYasha, de Rumiko Takahashi
InuYasha, de Rumiko Takahashi

No podemos discutir el tema de la popularidad del manga sin también darle su momento de fama a los autores que hicieron el género posible, así que aquí les presentamos quiénes son los autores cuya influencia y creatividad han marcado la industria del manga.

  • Osamu Tezuka (AstroBoy, Kimba el león blanco, Metrópolis)
  • Akira Toriyama (Dragon Ball, Dr. Slump)
  • Eiichiro Oda (One Piece)
  • Naoko Takeuchi (Sailor Moon)
  • Kentaro Miura (Berserk)
  • Yoshihiro Togashi (Yu Yu Hakusho, Hunter x Hunter)
  • Rumiko Takahashi (Urusei Yatsura, Ranma ½, InuYasha)
  • Hiromu Arakawa (Fullmetal Alchemist, Hero Tales)
  • Hirohiko Araki (Jojo’s Bizarre Adventure)
  • Fujiko Fujio (Hiroshi Fujimoto y Motoo Abiko) (Doraemon)

Adaptación del manga al anime

Adaptación manga-anime
Comparación anime-manga de Kimetsu no Yaiba

Como mencionamos, fue en 1915 que se comenzó a experimentar con adaptaciones directas del manga en formato de animación. Esto dio origen a otro medio prolífico en Japón: el anime, que simplemente significa “animación”.

Los cineastas japoneses comenzaron a experimentar con técnicas que ya existían en Francia, Alemania, Estados Unidos y Rusia. La animación más antigua que se conoce se llama Katsudo Shashin y se estima que fue creada entre los años 1907 y 1911, siendo de un creador desconocido.

Los primeros trabajos profesionales comenzaron a aparecer en 1917, de la mano de animadores como Oten Shimokawa y Seitaro Kitayama. Sin embargo, eran muy distintos al estilo que ahora podríamos considerar como anime, y no fue sino hasta mediados del siglo XX que comenzó a adaptarse más al estilo del manga.

La productora cinematográfica de animación Toei, creada en 1958, es una de las más destacadas en los orígenes del género. Éxitos como Mazinger Z, Caballeros del Zodiaco, y Dragon Ball entrarían a formar parte de la vida de millones de personas, marcando un hito que se extiende hasta la actualidad.

Otro factor que une el manga y el anime es “el padre” de ambos medios: Osamu Tezuka, quien también adaptaría su obra Astroboy a una exitosa animación que tocó la fama tanto en Japón como en Occidente.

También te podría interesar:

Moisés Fernández
Moisés Fernández
Licenciado en Comunicación Social, traductor audiovisual para Netflix, tecladista de una banda de covers y fanático de la cultura del anime.