La vida de Dumbledore, uno de los mayores magos del mundo de Harry Potter


David Alday
David Alday

Una de las cosas sobre Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald que más llamaron la atención de los fans del universo Harry Potter fue la confirmación de un antiguo y querido personaje de esa serie. Se trata de la participación de Dumbledore, el director de Hogwarts, que en la época en que transcurre la película todavía era sólo un profesor.

albus-dumbledore

En la serie de películas de Harry Potter, el personaje de Dumbledore fue interpretado por dos actores. Richard Harris fue el personaje en las dos primeras películas, mientras que Michael Gambon asumió el papel en las demás películas tras la muerte de Harris. En Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald, Jude Law es el responsable de dar vida a un Dumbledore más joven que aún tiene un importante camino que recorrer antes de convertirse en director de Hogwarts.

En este artículo te explicamos los acontecimientos más importantes en la trayectoria de esta gran figura de mundo de la Magia. ¡Acompáñanos en un apasionante recorrido por la vida de Albus Dumbledore!

Familia rota

ariana-dumbledore

Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore nació en el verano de 1881, hijo de Percival y Kendra Dumbledore. Él era el hijo mayor y tenía dos hermanos, Aberforth y Ariana. Vivían en un pequeño pueblo y su vida parecía desarrollarse en tranquilidad y armonía, hasta que un día, ocurrió una tragedia . Un grupo de chicos muggles vieron a Ariana realizar un hechizo de magia y, asustados por lo que vieron, atacaron a la chica.

Como consecuencia del ataque, Ariana se quedó mental y emocionalmente traumatizada, teniendo desde ese momento dificultades para realizar el más simple hechizo. Este hecho desató la furia de su padre, Percival, que se vengó de los chicos muggles usando la maldición Cruciatus en ellos. Por ese motivo, Percival fue condenado a la prisión de Azkaban, donde permaneció hasta su muerte.

El caso del hechizo de tortura contra los chicos fue ampliamente conocido por los magos de la época, que pasaron a ver al resto de la familia Dumbledore como odiadores de muggles. Para intentar huir de ojos acusadores y buscar un nuevo comienzo para su familia, Kendra se mudó con sus hijos a la aldea de Godric's Hollow. Con la única excepción de su vecina, Bathilda Bagshot, Kendra pasó a evitar el contacto con todas las personas, y así Abus aprendió que jamás debería hablar sobre su padre oa su hermana con nadie.

Los años de Howgarts

joven-albus

Cuando Albus recibió la visita de una lechuza con una carta de Hogwarts, se dio cuenta que había sido seleccionado para la casa Gryffindor, comenzando así su vida académica. Fue durante sus años en Hogwarts que Dumbledore empezó a labrarse su fama, no sólo de ser un mago brillante, sino también una persona muy bondadosa. Este último atributo se puede ver claramente en la que fue su primera amistad en la escuela. Albus se hizo amigo de Elifas Doge, un joven que sufría de viruela de dragón, lo que provocaba que otros estudiantes se alejaran de él.

Es larga la lista de logros de Albus Dumbledore durante su estancia en Hogwarts. Se convirtió en un Prefecto durante su cuarto año, y en Delegado en el séptimo. Ganó el Premio Barnabus Finkley de Hechizos Excepcionales. Se convirtió en Representante de las Juventudes Británicas del Consejo de Wizengamot. Recibió una medalla de oro por su gran contribución a la alquimia en la Conferencia Internacional de El Cairo. También fue considerado el estudiante más brillante que haya asistido a Hogwarts.

Gellert Grindelwald

albus-gellert

Después de graduarse en Hogwarts, Dumbledore planeaba hacer un viaje alrededor del mundo (el tradicional "Gran Viaje") al lado de su amigo Doge. Sin embargo, sus planes se tuvieron que suspender después de que una nueva tragedia cayera sobre su familia. Su madre, Kendra, murió accidentalmente a causa de una explosión producida por el descontrol de los poderes mágicos de Ariana. Dumbledore, a regañadientes, se vio obligado a asumir el liderazgo de su familia y a responsabilizarse por sus hermanos.

En esa época, Dumbledore comenzó a tener sus primeros desencuentros con su hermano Aberforth. Éste impidió que abandonara Hogwarts para cuidar de Ariana e insistió en que debía enfocarse en sus estudios. Fue también en esa época cuando Dumbledore conoció a Gellert Grindelwald, un joven mago tan brillante y talentoso como Albus. Grindelwald estaba en Godric's Hollow en busca de pistas para encontrar las Reliquias de la Muerte.

Los dos se volvieron grandes amigos y no pasó mucho tiempo hasta que Dumbledore desarrolló una gran admiración y pasión por Grindelwald. Albus quedó fascinado por las ideas de Grindelwald sobre la dominación de los magos y la conquista de poder por el bien mayor y se unió a su causa. El mago simbolizaba para Dumbledore una oportunidad para escapar de la mezquindad de aquella pequeña aldea y un modo de sentirse importante nuevamente.

La relación de Albus y Grindelwald, así como las ideas anti-muggles que los dos tenían, causaron el repudio de Aberforth. El hermano menor confrontó a Dumbledore, acusándole de descuidar los cuidados de Ariana y que no podría seguir a Grindelwald, pues tendría que llevarla consigo, algo imposible debido a la delicada condición de la chica. Las palabras de Aberforth abrieron los ojos de Dumbledore pero enfurecieron a Grindelwald, que utilizó el maleficio Cruciatus contra él.

Inmediatamente, los tres comenzaron un duelo de hechizos. Ariana intentó intervenir y parar el desastre y la confusión, pero no tenía control suficiente sobre sus poderes para detener a los tres hombres. Hasta que un hechizo disparado por una de las tres varitas golpeó a Ariana y la mató. Grindelwald huyó inmediatamente, dejando a Aberforth y a Albus desolados. En aquel preciso momento, Aberforth rompió su relación con Albus y se marchó, no sin antes romperle la nariz de un puñetazo.

El mayor mago moderno

albus-jude

Después de la muerte de Ariana, Dumbledore intentó continuar con su vida. Quería marcar una diferencia con sus habilidades y por eso eligió ser un profesor y enseñar a las nuevas generaciones de magos. Regresó a Hogwarts, donde se convirtió en el nuevo profesor de Transfiguración.

Alrededor de 1910, tuvo como uno de sus estudiantes a Newt Scamander, alumno tranquilo y reservado que poseía una gran pasión por las criaturas mágicas. Newt terminó involucrándose en un incidente con una criatura que puso la vida de otros estudiantes en riesgo. A causa de eso, sería expulsado, pero gracias a la intervención de Dumbledore, puedo mantener su varita.

Mientras Dumbledore estaba en Hogwarts, preocupado por la formación de nuevos magos, Grindelwald seguía actuando por el mundo. Convertido ya en un reconocido mago de las tinieblas, Grindelwald estaba reuniendo seguidores en su campaña por la supremacía de los magos. Esto preocupaba a Dumbledore, que buscó la ayuda de su ex alumno, Newt Scamander, para que le ayudara a combatir los planes de Grindelwald. Esta parte de la historia es la que se recoge en Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald.

Otra función que Dumbledore ejercía en Hogwarts era la de reclutar nuevos estudiantes, jóvenes nacidos en hogares muggles que desarrollaban habilidades mágicas. Uno de esos alumnos fue Tom Riddle, un niño huérfano que vivía en un orfanato. Desde su primer encuentro con Tom, Dumbledore sospechó de su propensión a la crueldad, el secretismo y la dominación. A causa de eso, mantuvo siempre un ojo atento sobre el muchacho y fue el único profesor en Hogwarts que no se dejó seducir por su encanto. Esto también hizo que Tom desarrollara un cierto temor por Dumbledore.

El mayor duelo de la historia de la Magia

gellert-albus-enemigos

Las fuerzas de Grindelwald sólo aumentaban, y su éxito no sólo se medía por el número de seguidores a su causa, que no hacía más que crecer. Su búsqueda de las Reliquias de la Muerte también resultó fructífera, lo que le llevó a encontrar la Varita de las Varitas: la Varita de Saúco.

A pesar de su miedo a que Grindelwald pudiera revelar quién había matado realmente a Ariana, en 1945 Dumbledore resolvió finalmente solventar su eterno conflicto con Gellert. Después de dar con el paradero de su antiguo amigo, se enzarzaron en un nuevo duelo de hechizos que fue considerado el duelo más legendario de la historia. Dumbledore demostró ser más habilidoso y consiguió derrotar a Grindelwald, que fue entregado a las autoridades y encarcelado en Nurmengard.

Finalmente, Dumbledore se ganó la lealtad de la Varita de Saúco, quedándose en posesión de la Reliquia, sabiendo que en cualquier momento un mago oscuro podría intentar hacerse con ella en su búsqueda de poder. Por el bien prestado a la comunidad bruja de todo el mundo al derrotar a Grindelwald, Dumbledore fue condecorado con una Orden de Merlín de Primera Clase, el mayor premio de la comunidad bruja, otorgado por el Wizengamot a los magos y brujas que han logrado grandes hazañas

Director de Howgarts

albus-pottermore

Alrededor de la segunda mitad de los años 60, Dumbledore fue finalmente designado como director de Hogwarts, puesto que asumió con gran honor. También había recibido varias invitaciones para convertirse en Ministro de Magia, pero siempre rechazó ese cargo, pues lo consideraba una posición de gran poder, y la búsqueda de poder siempre fue su debilidad. Por ese motivo, lo más sabio era abstenerse de aceptar esa responabilidad.

Una vez, poco después de asumir la posición de director de Hogwarts, Dumbledore recibió la visita de su ex alumno Tom Riddle. El joven, convertido ya en un adulto formado y que respondía por el nombre de Lord Voldemort, pidió al director la oportunidad para asumir el cargo de profesor de la disciplina de Defensa contra las Artes Oscuras. Sin embargo, Dumbledore, que sabía de las terribles maquinaciones de Voldemort, le negó la vacante. Irritado, Voldemort maldijo el cargo, haciendo que, desde entonces, ningún profesor pudiera mantenerse en el puesto por más de un año.

Otro de sus logros como director fue posibilitar los estudios de Remus Lupin, un joven alumno que sufría de licantropía, transformándose en hombre lobo todas las noches de luna llena. Para asegurar su bienestar y el de los demás , Dumbledore lo enviaba cada mes a la Casa de los Gritos en las noches de luna llena, donde podría convertirse en un monstruo sin poner a nadie en peligro. Además, el director de Hogwats mandó que plantaran un Sauce Boxeador para proteger la entrada del paso secreto que llevaba a la casa.

Ascensión y caída de Lord Voldemort

orden-del-fenix

Al igual que Grindelwald en el pasado, Lord Voldemort se convirtió en un temible brujo de las tinieblas en los años siguientes a su visita al despacho de Dumbledore. Reclutó a varios magos para unirse su causa de búsqueda de la supremacía y odio a los muggles, y los llamó Mortífagos (Death Eaters).

Dumbledore, que era la persona que Voldemort más temía en el mundo, se vio obligado a organizar una oposición al brujo de las tinieblas. Así fue formada la Orden del Fénix, un grupo compuesto por magos excepcionales, unidos con el único propósito de impedir a Voldemort y sus Mortífagos conquistar el mundo.

Tiempo después, Dumbledore oyó de Sybill Trelawney la profecía del nacimiento del niño que traería el fin de Lord Voldemort. Sin embargo, Severus Snape, un Mortífago, también supo de la profecía e inmediatamente pasó la información a su maestro. Voldemort interpretó la profecía asumiendo que el niño escogido era Harry Potter, el hijo que Lilian Potter había dado la luz recientemente.

Voldemort, con la ayuda de Peter Pettigrew, un aliado infiltrado en la Orden del Fénix, logró descubrir la ubicación de la familia Potter y fue en su búsqueda. El malvado mago consiguió asesinar a Lily y James Potter, pero en el momento en que se disponía a ejecutar al bebé, el sacrificio de Lily por su hijo, le dio a Harry tal protección que lo convirtió en la única persona capaz de sobrevivir a la maldición asesina y Voldemort fue destruido en ese momento.

Harry Potter

harry-albus

Dumbledore supo de inmediato que Voldemort había sido destruido, pero ni mucho menos derrotado. También supo que Harry cargaba dentro de sí un fragmento del alma del Señor Tenebroso. Albus estuvo igualmente presente en el momento en que el niño fue dejado en el umbral de la puerta de la familia Dursley, sus únicos familiares. Sus hechizos garantizarían que Harry se mantuviese a salvo mientras tuviera un lugar que pudiese considerar un hogar.

Cuando Harry cumplió 11 años y pudo ingresar finalmente en Hogwarts, Dumbledore se convirtió en una especia de guía cercano para el muchacho más de cerca. Su intención era mantener a Harry fuera de peligro (aunque todos los años acababa metiéndose en apuros que casi acababan con su vida) y prepararle para el inevitable regreso de Voldemort.

A su lado, Dumbledore también contaba con la ayuda de Severus Snape. El antiguo mortífago había decidido cambiarse de bando después de que sus acciones resultaran en la muerte de Lily Potter, la mujer de la que había estado enamorado toda su vida. Dumbledore accedió a ayudarle siempre que jurara que mantendría a Harry a salvo del peligro.

La proximidad que Dumbledore mantenía con Harry tenía un propósito. Sabía que un día el chico tendría que morir para Voldemort pudiera ser derrotado definitivamente. No obstante, esperaba ser una buena influencia para Harry, de tal forma que el chico escogería sacrificarse por el bien mayor y derrotar el mal que Voldemort representaba.

Horrocruxes y Muerte

horrocruxes

Con el paso de los años de Harry Potter en Hogwarts, el muchacho iba descubriendo cada vez más cosas sobre su pasado y su implicación con Voldemort. Al mismo tiempo, Dumbledore también iba desentrañando los secretos del Señor Tenebroso.

En el primer año de Harry en la escuela, descubrió que Voldemort planeaba robar la Piedra Filosofal para recuperar su forma física. En el segundo, Dumbledore comienza a sospechar que Voldemort poseía Horrocruxes, objetos que albergan fragmentos del alma de Voldemort y le impiden morir. En el cuarto año, Voldemort recupera sus fuerzas, pero se mantiene oculto. En el quinto, Dumbledore se aleja de Hogwarts, y Voldemort aparece públicamente.

La sospecha de que Vodemort había construido Horrocruxes le sugirió a Dumbledore una manera de debilitar las fuerzas del Señor Tenebroso. Pasó a investigar el pasado de Voldemort en búsqueda de evidencias que pudieran confirmar su hipótesis. Cuando descubrió que, en efecto, Voldemort había hecho siete Horcruxes, Dumbledore se dedicó a buscar esos objetos.

Después de rastrear un Horrocrux, el anillo de Sorvolo Gaunt, Dumbledore descubrió que en él estaba incrustada una piedra con el símbolo de las Reliquias de la Muerte: la Piedra de la Resurrección. Con la intención de ver a su hermana Ariana una vez más, Dumbledore olvidó que el anillo era también un Horrocrux de Voldemort y lo colocó en su dedo. Esto activó la maldición del anillo, que oscureció la mano de Dumbledore y lo condenaría a morir dolorosamente poco a poco.

Dumbledore consiguió quitarse el anillo y destruyó a Horrocrux con la espada de Godric Gryffindor. Sin embargo, eso no le curó de la maldición. Gracias a los conocimientos de pociones de Snape, la maldición fue controlada, pero no detenida, volviéndose poco a poco más fuerte y trayendo eventualmente una muerte dolorosa para Dumbledore. Debido a esto, Dumbledore hizo prometer a Snape que, cuando llegase el momento, le daría una muerte rápida e indolora.

muerte-dumbledore

Esto sucedió poco tiempo después, cuando Hogwarts fue atacada por Mortífagos. Para mantener la coartada de Snape entre los seguidores de Voldemort, el director hizo que Severus siguiera el plan y lo matara, quedando ante todos como el asesino de Dumbledore y uno de los villanos de la historia.

Legado

king-cross

La muerte de Dumbledore era lo que Voldemort necesitaba para poder asumir el mando del mundo de los magos. Pero fue también lo que motivó a Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley a abandonar Hogwarts y dar caza a los Horrocurxes que aún quedaban para ser destruidos. Dumbledore había predicho que los jóvenes estudiantes harían eso y, en su testamento, dejó regalos que les ayudarían en su viaje.

Tal y como Dumbledore esperaba, Harry se convirtió en un adversario a la altura de Voldemort. Y cuando llegó el momento, Harry se sacrificó valientemente para que Voldemort pudiera ser derrotado. Además, Harry también se convirtió en el maestro de las tres Reliquias de la Muerte, y supo utilizarlas de modo sabio y no egoístamente. Un ejemplo de estudiante que supera al maestro.

Inspirado por el hombre que Dumbledore había sido, Harry bautizó a uno de sus hijos como Albus Severus Potter, en honor al director de Howgarts y también en recuerdo del atormentado Snape.

Vea también: 

También te puede interesar: Las 75 mejores frases de la saga de Harry Potter

David Alday
David Alday
Nacido en Bilbao y ciudadano del multiverso, es dinamizador cultural y socioeducativo, además de licenciado en arte dramático.