5 motivos para no perderte Aggretsuko, el anime más salvaje de Netflix


David Alday
David Alday

Aggretsuko es el ejemplo perfecto de que no debemos nunca juzgar un libro por la portada...¡o a un anime por su estética!

Quien piensa que éste es un anime de animalitos graciosos para ver con los niños, se va a quedar bastante sorprendido con el contenido de la serie. Aggretsuko, definitivamente, no está dirigido a personas que tengan menos de 20 años de edad y es una pequeña joya que os recomendamos a todos los superaficionados.

Aggretsuko es una franquicia de anime basada en el personaje homónimo creado por «Yeti» para la mascota de la compañía Sanrio, empresa responsable de la creación de la icónica Hello Kitty, lo que explica su diseño tan carismático. ¡Pero te avisamos que este anime es todo menos infantil!

Esta pequeña joyita está disponible en Netflix en 10 deliciosos episodios de 15 minutos cada uno. Si todavía no la has visto, vamos a darte varios motivos para convencerte de invertir tu tiempo en Aggretsuko:

1. Retsuko es como tú y como yo

retsuko

Retsuko, la protagonista de la serie, es una joven panda roja de 25 años que trabaja en el departamento de contabilidad de una gran empresa en Tokio.

Al igual que la mayoría de las personas, la joven sufre todas las mañanas para levantarse de la cama y afrontar su estresante rutina. Desde los agobios de viajar en transportes públicos abarrotados, pasando por tener que soportar compañeros de trabajo chismosos, hasta convivir diariamente con un jefe abusivo y machista.

No sólo en el ambiente de trabajo conseguimos identificarnos con Retsuko, sino también en lo que respecta a sus pequeños dilemas diarios, como la dependienta insistente en la tienda de ropa, la indecisión sobre el valor ideal para dar de regalo de boda, las desilusiones amorosas, etc.

2. Representación del machismo y de la explotación laboral

ambiente-laboral-abusivo

Entre todos los problemas que Retsuko tiene en su vida, Ton es el peor de todos con diferencia. El jefe de la joven es (literalmente) un cerdo machista, misógino y agresivo que hace de los días de la panda un verdadero infierno en el trabajo.

Ton es la representación del acoso moral en el trabajo (también presente en la personalidad de otros personajes), un tema serio y polémico que es ejemplificado en el anime de un modo bastante claro.

Pero, a lo largo de los episodios, nos damos cuenta que incluso ese "cerdo machista" tiene su propio ecosistema de problemas personales. Ton también vive sus conflictos, desafíos y frustraciones, así como todos los demás personajes.

Sin embargo, eso no es excusa para la actitud extremadamente incorrecta que mantiene con sus empleados, en especial con Retsuko. Queda claro en varios momentos que desprecia a la joven por el simple hecho de ser mujer.

3. Colegas de trabajo que todos hemos tenido alguna vez

colegas-de-trabajo

Ton no es el único dolor de cabeza de Retsuko en la empresa. Sus compañeros de trabajo son representaciones de los diversos tipos de personas tóxicas con las que nos encontramos en un momento u otro durante nuestra vida.

Kabae, por ejemplo, es la hipopótamo rosa a la que le encanta difundir chismes; Tsunoda es una gacela que se pasa el día adulando al jefe; Tsubone es la serpiente que disfruta enormemente viendo a Retsuko sufrir en el trabajo; etc.

Sin embargo, uno de los personajes más interesantes de la serie es Haida, la hiena que está enamorada platónicamente de Retsuko. Es muy interesante ver la madurez y la sensibilidad que demuestra al tratar con su principal "problema".

Conforme vamos devorando los episodios, nos percatamos que en el fondo todos tienen sus dilemas, incluso aquellas personas que aparentemente son "perfectas". Un ejemplo de ello es el caso de Gori y Washimi, funcionarias de alto cargo en la empresa y que demuestran ser grandes amigas de Retsuko, a la que dan constantemente sabios consejos. Las tres practican yoga juntas y acaban compartiendo también escenario en el karaoke.

4. El Death Metal es su salvación (y pasión)

death-metal

Después de un estresante día de trabajo, de abusos por todos lados y sin perspectiva de crecimiento en la empresa, muchas personas encuentran su salvación y liberación en el yoga, la meditación o incluso en dormir y olvidarse de todo. Pero Retsuko tiene una manera bastante peculiar de deshacerse del estrés.

La joven descarga toda su rabia y frustración a través del Death Metal, su género musical favorito. Todas las noches, Retsuko alquila una sala en el karaoke (algo habitual en Japón) y suelta todo lo que estaba atrapado en su garganta a través de gritos frenéticos (como una buena Metalera).

En momentos de desesperación, Retsuko siempre lleva consigo un micrófono guardado en su bolso, listo para permitirle descargar su frustración mediante el Death Metal en cualquier lugar (como el baño de la oficina, por ejemplo).

5. Las lecciones que aprendemos después de los 20

dilemas-reales

La mayoría de nosotros entramos en el mercado laboral (aproximandamente alrededor de los 20 años) cargados de sueños y proyectos de futuro. Sin embargo, con el tiempo nos vamos dando cuenta que el camino hacia el éxito es muy duro y que, probablemente, tendremos que llevarnos muchos golpes y fracasar muchas veces hasta conseguir conquistar nuestro soñado "lugar bajo el sol".

Esencialmente, ésta es la historia que nos cuenta Aggretsuko: la vida es dura para todos, pero uno nunca puede tirar la toalla y rendirse. Es necesario afrontar los problemas y superarlos.

Puede parecer muy pesimista explicado de esta forma, pero a fin de cuentas es el mensaje más claro que podemos extraer tras ver los diez episodios del anime.

Retsuko intenta encontrar la salida a sus problemas de varias formas (soñando con trabajar con su amiga o casándose para poder irse de la empresa), pero la realidad acaba imponiéndose y tiene regresar a su monótona rutina diaria.

Es interesante cómo podemos identificarnos con los problemas cotidianos de Aggretsuko, que aparentemente muestra la realidad de personas que viven en la otra punta del mundo. Es una prueba más de que todos nosotros, sin importar de dónde seamos, en cierta altura de la vida nos enfrentamos a los mismos dilemas.

Aggretsuko es un anime sobre los dilemas reales y rutinarios de la vida de un joven-adulto (y de cualquiera de nosotros), que te aconsejamos que no juzgues por su apariencia inofensiva e infantil. En esta historia hay más realidad que en muchas otras series supuestamente más "adultas".

¡Anímate a ver la primera temporada, no te vas a arrepentir!

En 2019 tendremos la segunda temporada, que en su primer teaser nos lanza este contundente mensaje: Work still sucks. Metal still rules.

David Alday
David Alday
Nacido en Bilbao y ciudadano del multiverso, es dinamizador cultural y socioeducativo, además de licenciado en arte dramático.