5 razones para ver The 100, la mejor serie de ciencia ficción juvenil


David Alday
David Alday

La ciencia ficción nunca deja de estar de moda, tanto en el cine como en la televisión. En la pequeña pantalla cada vez podemos encontrar más series de este género, ya sean orientadas hacia el fantástico o hacia un futuro distópico o apocalíptico. Dark, Altered Carbon, The Rain, Westworld, Colony... Podemos hablar de un resurgimiento del género en toda regla. ¡Y nosotros encantados!

the-100-series

Entre toda esta oferta, ¿qué hace diferente a The 100? Aparentemente, puede parecer una serie más orientada al público adolescente de la cadena The CW, llena de caras bonitas, tramas no demasiado complejas y consumo rápido. Sin embargo, poco a poco se ha hecho un hueco entre los aficionados a la ciencia ficción, consiguiendo ser innovadora a la vez que adictiva.

Vamos a darte 5 razones por las que The 100 en una serie imprescindible, de esas que hay que ver sí o sí, descubrir y recomendar a todos tus amigos.

1. Adaptación de una saga literaria de éxito

supervivientes

The 100 es una adaptación de una saga de libros de ciencia ficción juvenil escrita por Kass Morgan. En total, son cuatro libros aparecidos entre 2013 y 2016: Los 100, Día 21, Vuelta a la Tierra y Rebelión.

Antes incluso de publicarse el primer libro, el productor Jason Rothenberg se interesó por la historia, que acabaría estrenándose en 2014 en la cadena The CW, la misma de The Vampire Diaries, Riverdale y las series del Arroverse.

Hace 97 años que un desastre nuclear terminó con la mayoría de la vida sobre la Tierra. Sólo 400 personas lograron sobrevivir escapando en naves y actualmente se encuentran orbitando frente al planeta en doce estaciones espaciales, que a su vez están conectadas como una sola llamada El Arca.

Sin embargo, los líderes de la flota descubren que pronto se les terminará el oxígeno y los alimentos y han tomado medidas extremas como el control de natalidad y la pena de muerte para garantizar su supervivencia.

delincuentes

Ante esta apremiante situación, deciden enviar a un grupo de 100 delincuentes menores de edad para comprobar si la Tierra vuelve a estar habitable. Los jóvenes deben dejar de lado sus diferencias para sobrevivir a los inesperados peligros que les acechan y conseguir su misión de asegurar la supervivencia de la raza humana.

Una vez en la Tierra, descubren que la situación es mucho más complicada de lo que podían esperar, ya que el planeta está poblado por humanos que han adoptado roles tribales que han hecho de ellaun lugar peligroso, sangriento y apocalíptico.

2. Algo más que una serie de adolescentes

ciencia-ficcion

Aparentemente, la serie lo tiene todo para parecer el típico guilty pleasure con el que pasar un buen rato sin pedirle demasiadas cosas. El joven reparto, lleno de caras guapas y actitudes fácilmente encasillables en los típicos (y tópicos) roles a los que estamos acostumbrados en los productos de este tipo, no hacía esperar grandes cosas de la propuesta televisiva.

La chica líder y responsable, el interés romántico, el amigo fiel, el gracioso, la guapa con personalidad... La serie debutaba como un drama teen y sus primeros episodios no destacaron especialmente por darnos una buena impresión.

Por otro lado, las historias sobre un futuro distópico ya las hemos visto mil veces anteriormente, en sagas de éxito como Los Juegos del hambre y derivados. Sin embargo, The 100 es más adulta y despiadada de lo que parece, una especie de El señor de las moscas que acabaría derivando en una mezcla de Battlestar Galactica y LOST.

Los amores juveniles y las subtramas ligeras dieron paso a una interesante (y adulta) reflexión sobre lo que estamos dispuestos a hacer para sobrevivir, el miedo a lo desconocido, el racismo y la conducta humana.

simbolos

En esa planeta Tierra apocalíptico habitan los Skaikru (también conocidos como Sky People, o gente del cielo), los clanes de terrícolas y hombres de la montaña (con sus luchas territoriales), con su idioma propio (Trigedasleng) y sus leyes bárbaras.

En el Arca, sin embargo, existe un régimen autoritario y casi dictatorial, donde el miedo a quedarse sin recursos ha llevado a tomar medidas radicales para eliminar a los que no cumplen con las normas establecidas. Más que buenos y malos, lo único que prima en toda la serie es el instinto de supervivencia.

2. Feminismo, visibilidad LGBT y diversidad racial

personajes-femeninos

The 100 plantea un interesante mundo de complejidades morales, donde la decisión "correcta" es bastante probable que te lleve a la muerte, mientras que la opción más despiadada y salvaje puede ser la que salve al mayor número de personas posibles.

¿Y quién toma la mayoría de esas decisiones difíciles? Pues los personajes femeninos, algo poco habitual en cualquier serie de televisión, especialmente si está orientada a un público joven y adolescente.

The 100 se salta literalmente los tópicos del género, como ya hicieron en su momento series como Buffy y Xena, y presenta un montón de personajes femeninos en posiciones de liderazgo. Y lo mejor es que todo esta presentado de una manera natural y orgánica, nada forzada.

clarke-griffin

El personaje de Clarke Griffin aparece inicialmente como la típica rubia guapa responsable que lo sabe todo, pero acaba convirtiéndose en una poderosa y aguerrida heroína, bisexual, agresiva y, sobre todo, líder indiscutible. Su inteligencia, astucia y habilidades de estrategia política hacen de ella un personaje tremendamente interesante y complejo.

guerreras

Además de Clarke Griffin (cabecillla de los Skaikru), tenemos otras mujeres aguerridas e independientes: Raven Reyes (la ingeniera más hábil de la galaxia), Lexa (comandante de los clanes terrestres), la doctora Abigail Griffin, Murphy, Indra (guerrera de los Trikru), Eco, Madi (la niña guerrera) y Charmaine Diyoza, la malvada líder de los presos del Eligius.

Mención especial merece nuestro personaje favorita de la serie, Octavia Blake, una mezcla de teniente Ripley y Sarah Connor que ha logrado convertirse en comandante de todos los clanes y nos ha deleitado con sus sangrientas luchas de gladiadores. Su evolución es una de las más sorprendentes de la serie, pasando de ser una adolescente rebelde pero temerosa, a convertirse en una guerrera dedicada a convertir el mundo en un lugar mejor y más justo.

octavia-blake

En The 100, las ocupaciones habitualmente asociadas a los roles masculinos (política, medicina, tecnología, liderazgo...) son desarrolladas por mujeres fuertes y respetadas, donde no se discute ni se cuestiona su autoridad, debido a la inexistencia de los roles de género que nos vienen impuestos en la sociedad actual. Una sociedad utópica, por tanto, pero que plantea unos interesantes modelos que pretenden calar entre su público.

Aunque no debería parecernos revolucionario, por desgracia existe muy poca representación de personajes LGBT de forma realista en televisión. Y ahí tenemos que romper una lanza en favor de la cadena The CW, que lleva durante ya unos cuantos años dando una (necesaria) visibilidad a personajes con diferentes opciones sexuales y normalizando este aspecto de una manera de la que deberían aprender el resto de las cadenas. En todas las series del Arrowverse, por ejemplo, hay un personaje LGBT. ¡Bravo por The CW!

lider-femenina

La bisexualidad de Clarke es tan sólo un aspecto de su compleja personalidad, una parte muy importante de su personaje, pero desde luego no la más relevante. Estamos hablando de la protagonista de la serie. Ella no se define por sus intereses amorosos, sino por ser una líder nata y una guerrera. El resto de los personajes queer de la serie, por suerte, están igual de bien caracterizados, pero Clarke es nuestra favorita.

En la sociedad avanzada que presenta The 100, no existe la desigualdad por motivos de género, sexualidad o raza. Eso, unido a que gran parte de los actores sean afroamericanos, asiáticos y latinos, hacen de ella una de las series más progresistas de la parrilla televisiva.

raven-reyes

Por último, detengámonos en Raven Reyes, el personaje con más variedad representativa de toda la serie. Además de mujer y latina, es discapacitada, lo que la convierte en un gran ejemplo de superación y un modelo para muchos adolescentes que pueden verse reflejados en ella.

La movilidad reducida de Raven debido a un disparo al final de la primera temporada se convierte en algo que "acompañará" al personaje durante la serie, pero nunca la definirá ni supondrá un impedimento para ella.

Después de todo lo que os hemos contado, está claro los protagonistas de The 100 no son hombres blancos heterosexuales, como durante tanto tiempo ha sido habitual en televisión, especialmente en una serie de este tipo.

Es más, mientras que las mujeres se rigen por la lógica y la razón, las figuras masculinas se dejan llevar por la emoción. ¡Está claro que The 100 es una serie que rompe moldes y estereotipos!

3. Tramas ambiciosas y muertes épicas

supervivencia

Es difícil escribir sobre The 100 sin entrar en peligrosos spoilers, pero vamos a intentarlo. La serie juega en todo momento con los corazoncitos de los espectadores porque, al igual que en Game of Thrones, aquí cualquiera puede morir en cualquier momento... y de la manera más inesperada.

Aunque estés convencido que algunos personajes nunca van a morir por su importancia y/o carácter protagónico, debes estar preparado para llevarte más de un disgusto.

En la serie, no importa si eres hombre, mujer, niño, niña, protagonista, secundario... Muchos personajes se quedan por el camino, aunque los guionistas les dan a la mayoría los finales épicos que se merecen. Si eres fan de la serie, estamos seguros de que sabes perfectamente de lo que estamos hablando.

muertes-inesperadas

Como ya apuntamos al principio del artículo, si no te dejas desmotivar por unos primeros episodios bastante flojos y por su envoltorio de serie para adolescentes, descubrirás una historia cruda, apasionante e impredecible, que trata de forma implacable a sus personajes y que se ha convertido ya en una de las series de ciencia ficción de referencia de la televisión. La serie se reinventa al final de cada temporada, dejándonos siempre con la boca abierta y con ganas de más.

4. La serie va mejorando con cada temporada

mejora-continua

Después de un comienzo titubeante, la serie se consolidó en su segundo año y enganchó a aquellos que dudaron de su calidad e interés. En la segunda temporada se introdujeron algunos de sus mejores personajes, como Lexa e Indra. Además, fue abrazando poco a poco su auténtica naturaleza de ciencia ficción, con importantes toques de terror, sin dejar de lado sus temas principales: la guerra, el sacrificio, la muerte y la lealtad.

La tercera temporada tuvo un pequeño bajón de interés debido a alguna trama que no encajaba demasiado bien con el tono general de la serie (la Inteligencia Artificial, por ejemplo), pero la complejidad de las alianzas, la política y la moralidad de la supervivencia continuaron siendo los puntos fuertes de una historia que cada vez iba ganando más adeptos.

temporada-3

La cuarta temporada consiguió renacer de sus cenizas, superando la muerte de dos importantes personajes, regresando al Apocalipsis nuclear y a las guerras entre clanes. La serie seguía poniendo a sus personajes en situaciones límite y enfrentándoles a dilemas aparentemente imposibles y a sus consecuencias.

La quinta temporada volvió a reinventarse nuevamente, situando su acción 6 años después del final de la temporada anterior y terminando con varias muertes y un giro final inesperado e impactante. Todo ello sin abandonar su premisa inicial: el peor enemigo del ser humano es el propio ser humano.

5. Cierre de etapa... ¿y nueva temporada?

nuevo-ciclo

The 100 terminó su quinta temporada con un capítulo que podría perfectamente haber servido de desenlace definitivo para la serie, pero que deja una puerta abierta para explorar nuevos caminos y posibilidades de cara a una continuación. Los creadores van a aprovechar este momento para cerrar la historia que habíamos estado siguiendo hasta ahora y plantear un universo nuevo.

Lo que está claro es que ya está confirmada una sexta temporada para 2019, que tendrá como centro a Jordan y su relación con el resto de los personajes supervivientes... ¡en un nuevo planeta!

Esperemos que The 100 continúe durante bastante tiempo a ofrecernos las mismas dosis de entretenimiento, drama y ciencia ficción de calidad como hasta ahora. Si todavía no te has animado a verla, ya estás tardando. ¡Recuerda que en la lucha por la supervivencia no hay que dejar que nadie se te adelante!

David Alday
David Alday
Nacido en Bilbao y ciudadano del multiverso, es dinamizador cultural y socioeducativo, además de licenciado en arte dramático.