Alan Wake | 5 razones para no dejar pasar este survival horror de culto


Moisés Fernández
Moisés Fernández

¿Por qué aún en el 2019 seguimos hablando de Alan Wake? Las razones pueden variar, pero dos de las más importantes es que es un juego de culto que cada vez más gente admira y porque Epic ha decidido entregarlo de forma gratuita, junto a For Honor, entre el 2 y el 9 de agosto.

Es por eso que en SuperAficionados hemos decidido darte 5 razones por las cuales jugar este increíble título hecho por Remedy.

1. Historia

Alan Wake Historia

Si hay algo que no se puede negar es que Alan Wake cuenta con una historia que te atrapará desde el primer momento. La mayor parte se cuenta en primera persona y esto le da un aire místico y oscuro.

Estamos en la piel de Alan Wake, un escritor de suspenso y horror que, de pronto, se ve envuelto en la misteriosa desaparición de su esposa, durante unas vacaciones en el pueblo de Bright Falls. A partir de ahí, la búsqueda desesperada empieza y es, lo que parece ser, la línea central de este título.

A medida que avanzamos empezamos a tener dudas sobre lo que es real y lo que se diluye entre los pensamientos paranoicos de Alan. Esto se presta de maravilla para plantar un ambiente de survival horror que nos mece durante todo el juego. No hay duda de que Alan es un personaje entrañable.

2. Ambientación

Alan Wake Ambiente

Alan Wake se centra en Bright Falls y sus alrededores. Sin embargo, el rango de acción se amplía a sus montañas y bosques. Este título no es, ni de cerca, un open world, sentiremos que nos llevan de la mano, pero esto no le quita la diversión. Nos enfrentaremos a un entorno muy silencioso, asolado y en tinieblas, como si hubiera sido sacado de una novela de suspenso. Después de todo pareciera que navegáramos en sus libros.

Pasaremos de un restaurante de mala muerte a un hermoso y tranquilo lago que luego muestra sus horrores. Estaremos entre montañas interminables, granjas lúgubres y estructuras que parecen haber sido abandonadas hace décadas. Sin repetirlo, el ambiente es inmersivo y es un punto que no ha envejecido mal, luego de tantos años.

Alan noche

Por lo general, todos los acontecimientos sobrenaturales del juego se dan al caer la noche. Podremos experimentar esa falsa tranquilidad de estar en episodios a la luz del día, pero siempre con la noción de que la oscuridad está por llegar y sacará todos tus miedos a relucir.

3. Jugabilidad

Jugabilidad

Dejando de lado algunas discrepancias con la movilidad y el control de Alan, la mecánica de juego es sumamente adictiva y, hasta cierto punto, entretenida. La luz es la única forma de mantener a Alan con vida. Nos encontraremos con enemigos que saldrán de las tinieblas y tendremos que debilitarlos con nuestra linterna antes de poder atacarlos. Este proceso es la parte “adictiva” del juego, ya que se vuelve gratificante cuando logramos balancear el uso de la luz y nuestro armamento.

Dependiendo de la dificultad en la que juguemos, las municiones serán un elemento que tendremos cuidar como oro. Incluso en las dificultades más sencillas, es lo primero que escasea… como buen survival horror.

Nos encontraremos con puntos de salva, que son faros de luz, como un pequeño oasis en el medio de un desierto de oscuridad. Aquí podremos recuperarnos y salvar nuestras partidas.

Alan Wake está distribuido por episodios, como si se tratase de un libro o una serie, lo más interesante de este aspecto es que iremos encontrando notas y audios que nos permitirán hilar partes de lo que… ¿parece ser la historia?

En definitiva, la jugabilidad es un punto importante y es, junto a su narrativa, lo que te mantendrá pegado al televisor.

4. Personajes

Barry Wake

A pesar de que el juego se centra en Alan, nos encontraremos con varios personajes que lo van guiando y ayudando en la búsqueda de su esposa. También viviremos algunos flashbacks que contextualizarán al jugador y les darán algunas pistas de lo que está ocurriendo.

El voice acting tanto en inglés como en latino es impecable. La voz narrativa de Alan nos lleva de la mano como si fuera un audiolibro. Disfrutaremos de cada interacción con estos personajes, algunos tan vivos y felices que desencajan con el ambiente y otros tan oscuros y atormentados que preferirías ni haberte cruzado con ellos. Sin embargo, esto le da un balance perfecto en una historia tan agridulce como esta.

5. Música

No hay forma de hablar de Alan Wake y no pensar en su música. Este título llegó a ganarse el premio a la “Mejor banda sonora – Europa” en el Annual Game Music Awards. Petri Alanko fue capaz de unir finamente el ambiente y la historia con sus composiciones. La sensación es muy similar a la que transmiten algunos episodios de la famosa serie Supernatural, donde juegan con música country, rock e indie sin perder ni una pizca del suspenso y terror.

Existe una etapa, sin ánimos de hacer algún tipo de spoiler, en el que sentiremos que toda esa secuencia valió cada instante por el acompañamiento musical que trae. Si ya has jugado este título, estamos seguros de que sabes en qué lugar y a qué momento nos referimos.

Lamentablemente, hace poco los derechos de algunas canciones expiraron y Remedy tuvo que sacar el juego de catálogo por un buen tiempo hasta resolver, con nuevas canciones, dicho problema de licencia.

Conclusión

La mejor forma de pasar a ser parte de todas esas personas que ven Alan Wake como un título de culto es tomando tu control y disfrutando del juego. Que un juego sea capaz de generar diferentes opiniones positivas por las cuáles se debe jugar es, sin duda alguna, una señal perfecta de que Remedy hizo un buen trabajo.

Actualmente muchos seguidores cruzan sus dedos para que Remedy logre sacar una segunda entrega, ya que Alan Wake' s American Nightmare fue solo un spin off de esta serie. Con la suerte de poderlo reclamar gratuitamente este próximo 2 de agosto, no hay excusa alguna para darle una oportunidad. Desde SuperAficionados te prometemos que vale cada instante que le vayas a dedicar.

También podría interesarte:

Moisés Fernández
Moisés Fernández
Licenciado en Comunicación Social, traductor audiovisual para Netflix, tecladista de una banda de covers y fanático de la cultura del anime.