Del cómic a la piscina: las mejores imágenes de personajes de Marvel en traje de baño


David Alday
David Alday

Durante los convulsos y (demasiado injustamente) defenestrados años noventa, Marvel se tiró (literalmente) a la piscina con la publicación de unos especiales de trajes de baño que aún a día de hoy son recordados con una mezcla de nostalgia y descreimiento burlón.

A pesar de lo disparatado de su premisa y sus a menudo extravagantes ilustraciones, podemos distinguir en ellos varias virtudes, entre las que destacan principalmente un humor abiertamente desenfadado, la apuesta por atrevidas ideas que no tenían cobijo en las colecciones regulares de sus personajes y, aunque muy tímidamente, un espíritu subversivo y provocador que pujaba por adelantarse a su tiempo, aunque no acababa de florecer en todo su esplendor.

A lo largo de este "caluroso" artículo os proponemos deleitaros con un montón de superhéroes y superheroínas en traje de baño mientras reflexionamos un poco sobre el erotismo, la representación de la mujer en el cómic y la visibilización de las minorías sociales.

No te olvides la toalla y la crema bronceadora... ¡y ven a refrescarte con nosotros!

Galería de imágenes

25. Héroes en armonía

heroes-al-fresco
La comunidad superheroica que toma el sol unida permanece unida

24. Los mutantes también juegan

diversion-x
Chapuzón-X

23. Importante protegerse contra el sol

ghost-rider
On fire... literalmente

22. Catálogo de trajes de baño

trajes-de-bano
Cuestión de tallas...

21. Espaldas morenas

cage-shorts
Mini shorts irrompibles

20. Mujeres en remojo

x-women
Empoderamiento-X

19. Sushi venenoso

veneno
La "mordidita" de Venom

18. Gata sobre playa de arena caliente

gata-negra
Miau!

17. Cuando la luz y la oscuridad se compenetran

cloak-dagger
Negro sobre Blanco

16. Realeza y pelo

medusa-rayo.negro
Enredados

15. MJ

mary-jane
Realmente te ha tocado la lotería, tigre...

14. Estrella del Norte

northstar-olas
Olas y espuma

13. Pareja en la playa

jean-scott
Sólo tengo ojos para ti...

12. La picadura de La Avispa

la-avispa
Vengadora en bikini

11. Rey Pantera

black-panther
Wakanda forever!

10. Amor intocable

rogue-gambito
De la playa a la eternidad

9. El poder del cosmos

quasar-relax
Quasar a la fresca

8. Ororo & Kitty

ororo-kitty
Las amigas están para refrescarse

7. La joya de Atlantis

namor
Los tesoros de las profundidades

6. On the rocks

bobby-drake
Booby sobre hielo

5. Cascada refrescante

rogue
Rogue disfrutando

4. Los hechizos de Stephen Strange

stephen-strange
Artes Místicas y Sexys

3. El poder de martillo

dios-thor
El poder del Hijo de Odín

2. ¡Oh Capitán, mi Capitán!

steve-rogers
Norman Rockwell meets Tom of Finland

1. Los sueños húmedos de Peter Parker

peter-parker
Sueños arácnidos

Mención especial número 1: She-Hulk

she-hulk-lockjaw
Sólo ella puede combinar así el bikini y los tacones

Desde que John Byrne se hizo cargo de la colección de She-Hulk (Hulka, en castellano) el personaje comenzó a destacar por su marcado carácter feminista, su sentido del humor y su toque sexy.

she-hulk
El poder del verde

She-Hulk es un modelo dentro del Universo Marvel de mujer inteligente y con carácter, liberada, desinhibida y que disfruta sin tapujos de su sexualidad. ¡Por eso la adoramos!

mujer-poderosa
Bronceado Gamma

Mención especial número 2: Coloso

coloso-sin-prejuicios
Esta piel no necesita protector solar

El mutante con la piel de acero más sexy del Universo Marvel ha destacado siempre por un físico espectacular que es imposible que deje indiferente a nadie.

coloso-salvaje
Coloso, rey de la jungla

En los Marvel Swimsuit Specials, el cuerpo de Coloso fue mostrado en todo su esplendor, explotando su sexualidad al máximo.

coloso
Ídolo de acero

Un poco de contexto: Marvel y la estética Baywatch

El Marvel Ilustrated y su inspiración más evidente
Marvel Illustrated : The Swimsuit Issue (1991) y su inspiración más evidente

Desde 1991 hasta 1995, Marvel lanzó una serie de especiales anuales en la que la plana mayor de los personajes de la editorial posaban en traje de baño gracias a la colaboración de los algunos de los mejores dibujantes de la industria del cómic.

Los cinco números de Marvel Swuimsuit Special bebían directamente de la cultura playera de la época, catapultada a sus más altas cotas de popularidad gracias al éxito de la serie Baywatch (Los Vigilantes de la playa o Guardianes de la bahía), que se había convertido en un gran éxito en las televisiones de todo el mundo.

wonder-man
Simon Williams, una Maravilla de hombre

Sin embargo, esta tradición tan típicamente americana de exhibirse en traje de baño se remonta a la famosa revista deportiva Sports Illustrated, que llevaba por aquella época casi treinta años publicando cada año su Sports Illustrated Swimsuit Issue, un especial veraniego en el que modelos profesionales posaban en traje de baño en éxoticas playas a lo largo y ancho del mundo.

A su vez, podemos remontarnos a la célebre cultura del pin-up que surgió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados estadounidenses decoraban sus camas y las cabinas de sus aviones con imágenes de sugerentes y carnales mujeres como Bettie Page, Gypsy Rose Lee o Betty Grable.

storm-salvaje
Ororo en la Tierra Salvaje, cortesía de Jim Lee

No podemos olvidar que todo este movimiento se basaba inicialmente en la sexualización de la mujer con el único objetivo de deleitar los ojos del público masculino. Sin embargo, a pesar de esta más que evidente cosificación de la mujer, existe un sector dentro del feminismo que reivindica la cultura del pin-up como una forma de empoderamiento femenino ante los tabúes conservadores.

En el universo pin-up moderno podemos encontrar multitud de imágenes fuera del canon establecido que desafían el ideal de mujer blanca, con curvas pero delgada. El movimiento del body positive permite compartir la voluptuosidad femenina como reivindicación y desmontar la tiranía moderna del culto al cuerpo exacerbado, celebrando al mismo tiempo la belleza de lo extraño y lo alternativo.

hombre-multiple
Satisfacción Múltiple

A pesar de que su estética parece estar dirigida a satisfacer las expectativas masculinas de belleza y placer carnal, la escritora y activista Lachrista Greco afirma que si se hace entrega del género pin-up a la mujer, se puede convertir en un instrumento feminista y reivindicativo al igual que otras manifestaciones artísticas.

Por su parte, la crítico y profesora de Historia del Arte Elena Buszek, autora del libro Pin-Up Grrrls: Feminism, Sexuality, Popular Culture (2006), se sirve de la “teoría Monstruo/Belleza” de la escritora feminista y artista performativa Joanna Frueh para demostrar que, bien entendida, la figura de la pin-up, puede ser capaz de trastornar los roles culturales y las expectativas sociales, reivindicando y exaltando la sexualidad del cuerpo femenino con una dosis de empoderamiento.

Especiales de verano

especial-1
Marvel Swimsuit Special #1 (1992)

El primer especial que se publicó fue Marvel Illustrated: The Swimsuit Issue (1991), claramente inspirado por el Swimsuit Issue de la revista Sport Illustrated, tanto en título como en contenido. Este especial de bañadores tiene una larga tradición que se remonta a 1964 y ha destacado siempre por tener como modelos a algunas de las mujeres más famosas del mundo. Sin embargo, no fue hasta 1997 que Tyra Banks se convirtió en la primera mujer de color en aparecer en la portada en la revista.

El resto de los especiales se publicaron entre 1993 y 1995, ya bajo el título de Marvel Swimsuit Special, donde Marvel se fue atreviendo poco a poco a desatarse y arriesgar con propuestas disparatadas pero tremendamente divertidas, adentrándose (a veces inconscientemente) en campos nunca antes explorados.

mujeres-excalibur
Las mujeres de Excalibur

El primer Marvel Illustrated era bastante convencional y falto de imaginación, a pesar de estar situado en el escenario de la Tierra Salvaje, donde Stark Enterprises había organizado un evento deportivo para recaudar fondos con motivos benéficos. Los personajes masculinos resultaban poco llamativos e incluso sosos por lo inexpresivo de sus poses y gestos, mientras que las mujeres aparecían siempre posando de forma sexy y provocativa.

Queriendo asemejarse a una revista, las (no demasiadas) ilustraciones venían acompañadas de artículos y anuncios, de desigual interés. El patriarcado se dejaba sentir claramente en la absoluta cosificación de las mujeres, mientras los hombres aparecían básicamente en ilustraciones grupales que tenían poco de sexy y mucho menos de transgresoras.

especial-2
Marvel Swimsuit Special #2 (1993)

Los Marvel Swimsuit Specials conservaron las páginas de anuncios ficticios pero suprimieron sabiamente los artículos de texto para dejar todo el protagonismo a las ilustraciones. Cada especial se situaba en una ubicación exótica diferente del Universo Marvel: Wakanda, la Isla de los Monstruos, la Zona Azul de la Luna (donde los Inhumanos proponían al resto de los héroes y heroínas celebrar el sagrado Ritual del Agua) y, finalmente, Madripoor, una isla del sudeste asiático donde abundan el lujo y los placeres carnales.

Fue a partir de estos especiales cuando la igualdad de género se empieza a notar, aunque torpe y tímidamente. Aunque todos los chicos aparezcan con minúsculos y abultados (tampoco demasiado) trajes de baño y las chicas en bikini, hay una clara diferencia entre ambas poses, lo que denota un trato desigual del cuerpo masculino y femenino, algo por otra parte habitual en la cultura pop en general y en el cómic mainstream americano en particular.

thunderstike-vigilante-playa
Lou Harrison nos presenta a Sif a Thunderstrike decidiendo si se van a dar un chapuzón

El lenguaje corporal de la chica (mirada sugerente incluida) está pensado para agradar los ojos del lector (principalmente masculino, pero no descartemos a las chicas); por su parte, el chico posa habitualmente de pie, con una sonrisa poderosa y dominante que le señala como el que lleva el control de la situación. Es decir, ella está de mera consorte, como el reclamo al que deben irse todas las miradas.

Porque el público ha pagado para ver tías buenorras en bañador, ¿verdad? O tal vez no...

Rompiendo Estereotipos

especial-3
Marvel Swimsuit Special #3 (1994)

Tradicionalmente, el cuerpo masculino y el cuerpo femenino han sido representados de formas muy diferentes en el mundo del cómic, especialmente en el de superhéroes. Mientras los superhombres musculados exudaban una exagerada masculinidad que les hacía poderosos y les representaba como modelos de héroes (alimentando de paso, no sé muy bien si conscientemente o no, nuestras fantasías adolescentes), las superheroínas eran reflejadas en su mayoría con cuerpos femeninos y voluptuosos que apenas conseguían esconder gracias a o por culpa de minúsculos trajes que dejaba bien poco a la imaginación y que atentaban en la mayoría de los casos contra las leyes de la estética y el buen gusto.

Los cómics de las grandes editoriales (Marvel y DC a la cabeza) han estado durante demasiado tiempo orientados de forma casi exclusiva a un público eminentemente masculino y heterosexual, lo que ha ayudado a perpetuar la imagen de los personajes femeninos como definidos únicamente por sus atributos sexuales, reducidos a poco más que unas tetas enormes y un culo prieto para alegrarle la vista a los lectores.

bruja-escarlata
Wanda, mística y seductora gracias al talento de Adam Hughes

El verdadero cambio llegó con los números 3 y 4 de los Marvel Swimsuit Special, que tuvieron como editor a Christian Cooper, que además de guionista era un concienciado activista por los derechos LGBT+. En su trabajo para Marvel durante la década de los noventa editó títulos como Cage, Blade y The Punisher, además de colaborar como editor asistente de Bobbie Chase en gran parte de la etapa de Peter David al frente de la colección The Incredible Hulk.

A lo largo de su carrera, ha destacado especialmente por sus intentos de incluir en su trabajo a personajes homosexuales y explorar abiertamente la temática queer. Como guionista, le debemos la aparición de la primera mujer lesbiana del Universo Marvel, Victoria Montesi, protagonista de Darkhold: Pages From The Book Of Sins, serie que co-creó junto al dibujante Richard Case. También introdujo al primer personaje abiertamente gay del universo trekkie en una publicación Marvel, Yoshi Mishima, dentro de las páginas de Star Trek: Starfleet Academy #17, que fue nominado para un GLAAD Media Award en 1999.

logan-pescando
El anzuelo de Logan, dibujado por Steve Lighte

Sin embargo, Cooper es famoso por haber co-editado el famoso Alpha Flight vol. 1 #106 (1992) donde Jean-Paul Beaubier (el mutante canadiense Northstar) salió del armario definitivamente después de muchos años de especulaciones y de cobardes intentonas por parte de la editorial de hablar claramente sobre su sexualidad.

Veinte años después, Jean-Paul volvería a hacer historia al ser el primer superhéroe gay en contraer matrimonio en Astonishing X-Men vol. 3 #51 (2012). En aquel momento, Marvel se vanaglorió de que sus cómics han intentado reflejar siempre los cambios que ocurren en el mundo real, pero el camino no ha sido siempre fácil y a menudo podemos calificarlo como cobarde y tortuoso.

especial-4
Marvel Swimsuit Special #4 (1995)

Afortunadamente, la grave crisis económica del mercado del cómic que estalló en los años 90 facilitó que estos dos últimos números de Marvel Swimsuit pasaran desapercibidos a los pacatos ojos de los directivos de la editorial y se convirtieran en dos maravillosas rarezas que simbolizan el cambio de rol de la figura del superhéroe masculino y la ruptura en la representación de género dentro del cómic mainstream, así como en una especie de remota semilla espiritual del fenómeno del fanfiction que tanto ha aflorado a raíz del éxito del Universo Cinematográfico de Marvel y que ha permitido a los fans fantasear y experimentar con la fluidez sexual de sus ídolos superheroicos.

Uno de los ejemplos más famosos es el shipping entre el Capitán América y Bucky, conocido popularmente como Stucky, que tiene raíces canónicas en los cómics tan obvias y era tan popular incluso desde antes de las películas, que ha generado una corriente de opinión que ha llevado que algunos aficionados barajaran abiertamente la posibilidad de que se convirtiera en una realidad confirmada en pantalla, especulaciones ante las que Marvel no se pronunciado pero que indirectamente ha alimentado de forma sutil. O tal vez sea todo producto de nuestras mentes calenturientas.

steve-bucky
¿Destinados a estar juntos? Kevin Wada también es fan de Stucky

Con Cooper como editor, los Marvel Swimsuit Specials comenzaron a alterar sutilmente los estereotipos imperantes y a equiparar a hombres y mujeres. Aunque la mayoría de las ilustraciones seguían protagonizadas por mujeres, los personajes masculinos posaban despreocupados mientras tomaban el sol o se daban un baño exhibiendo sus torsos desnudos. El humor introdujo un elemento necesario que demostraba que se podía ser sexy y divertido al mismo tiempo.

Al mismo tiempo que las grandes estrellas de la editorial como Spider-Man, el Capitán América, Thor, Namor, Pantera Negra y los mutantes posaban como auténticos símbolos sexuales, algunas ilustraciones tenían una abierta lectura homosexual, poco o nada habitual en el medio por aquella época. Basta contemplar las sugerentes ilustraciones dedicadas a Piotr "Peter" Nikolaievitch Rasputin, el Coloso de los X-Men, que brilla bajo el solo con su radiante piel metálica mientras posa en actitudes sugerentes que nos hacen ver lo encantado que está con su propio cuerpo. Y nosotros le damos las gracias por ello.

coloso-surfista
Rick Leonardi nos deleita con un cuerpo que no se oxida

Sin embargo, es justo destacar que esta complicidad se circunscribía fundamentalmente a los lectores gays, ya que el resto del colectivo LGBT+ no contaba con ninguna representación entre aquellas ilustraciones. Y es que en la década de los noventa el tema de las "siglas" todavía estaba en pañales y, como mucho, sólo los gays y un poco las lesbianas disfrutaban de una visibilidad no exenta de las contradicciones propias de la doble moral característica de la puritana sociedad americana.

La referencia gay más clara la podemos encontrar en la ilustración en que Northstar y Héctor (miembro del Panteón, un grupo de superhéroes centenarios creados por Peter David durante su estancia en la colección de Hulk) toman el sol tranquilamente junto a una piscina. Ya se había apuntado la tensión sexual entre los dos personajes en The Incredible Hulk vol. 1 #418 USA (1994), el famoso episodio de la boda de Rick Jones y Marlo, pero esta simple e inofensiva ilustración constituía en sí misma una valiente declaración de principios en la Marvel progresista de aquella época.

pareja-o-no
A quién le importa...

No obstante, no es ésta la única ilustración en la que se puede adivinar un trasfondo gay. Es más, algunos dibujantes de estos especiales intentaron referenciar y homenajear la estética gayer, no sabemos a ciencia cierta si intencionadamente o de forma fortuita.

De esta forma, algunas ilustraciones rompían los límites que separaban un producto supuestamente dirigido a hombres heterosexuales y lo asemejaban por momentos a un catálogo de tíos buenos del que por fin podían disfrutar abiertamente no sólo las mujeres heterosexuales sino los lectores gays.

nick-tony
Nick & Tony, osos en remojo

El innegable atractivo homoerótico de estas imágenes de hombres jóvenes idealizados tiene mucho que ver con el afán de los lectores (especialmente los heterosexuales) de convertirse en un hombre deseable y deseado, perpetuando la idea de los superhéroes como una fantasía de perfección física.

En definitiva, el público tenía ya donde elegir: soñar con el ideal de ser el macho perfecto, fantasear con ser el tipo de hombre que se rodea de mujeres despampanantes e incluso atreverse a desear sin tapujos la masculinidad que sus personajes favoritos le brindaban desde estas ilustraciones.

Nuevos tiempos: igualdad y diversidad

supersexy
El especial que nunca llegó existir

Los ilustradores Kris Anka y Kevin Wada han destacado siempre por su defensa de la diversidad y la inclusividad en el mundo del cómic, y sus trabajos dan buena muestra de ello. El hecho de ser ambos parte del colectivo LGBT+ les permite ofrecer una perspectiva diferente alejada de los (hasta ahora) típicos gustos del hombre heterosexual, ayudando a su vez a contrarrestar las tendencias imperantes de la industria, influenciadas tradicionalmente por una omnipresente perspectiva masculina.

Kris Anka, abiertamente bisexual, ha declarado que asumir su sexualidad le ha ayudado a dibujar tanto a hombres y mujeres por igual de la manera más sexy posible. Aficionado a dibujar abdominales, muchas mujeres se han sentido atraídas por su versión de la Capitana Marvel, mientras que muchos hombres gays disfrutan cada vez que dibuja a cualquier superhéroe ligero de ropa, especialmente si se trata de Thor.

chica-ardilla
Abdominales divinos

El artista afincado en San Francisco Kevin Wada, de ascendencia asiática y abiertamente gay, mezcla en sus ilustraciones de acuarela su amor por la moda con su devoción a los superhéroes. Su página de Tumblr está llena de superheroínas con trajes sofisticados y superhéroes en actitudes provocadoras, convirtiéndose en un auténtico festival para los admiradores de los cuerpos (semi)desnudos de sus héroes favoritos.

En 2015, ambos autores publicaron varias ilustraciones con algunos personajes de Marvel en ajustados trajes de baños. Concretamente, Anka dibujó un pin-up de Julian Keller, más conocido como Hellion o Infernal, un mutante telequinético estudiante del Instituto Xavier, mientras que Wada se decantó por Robbie Reyes (la última encarnación del Ghost Rider), que lucía cuerpazo quitándose el traje de neopreno después de hacer surf, y por Gambito, el seductor por excelencia de los X-Men.

thor-dios
Al Thor de Wada le gusta andar ligerito de ropa...

Los aficionados, especialmente los pertenecientes a la comunidad LGBT+, saltaron de alegría y enseguida se lanzaron a fantasear con la idea que aquellas imágenes pertenecían a una propuesta para un nuevo Marvel Swimsuit Special. Ante el revuelo ocasionado, Anka y Wada se apresuraron a aclarar que la propuesta nunca se había llegado a presentar de forma oficial a Marvel y que tan sólo estaban divirtiéndose con su trabajo.

Otra cosa reseñable de los Marvel Swimsuit Specials era la escasa (por no decir nula) presencia de personajes de otras etnias, más allá de Black Panther y Storm (iconos de la comunidad negra) o Psylocke (que por aquel entonces era asiática). El hecho de que Wada eligiese para una de sus ilustraciones a un latino como Robbie Reyes es una firme declaración de intenciones de cara a lo que hubiese podido ser esta nueva edición si hubiese llegado a producirse en algún momento. Por otro lado, es más que obvio que hubiésemos podido encontrar personajes con tendencias sexuales diversas de forma normalizada y sin ningún tipo de tapujo ni pudor. Lástima de oportunidad perdida...

steve-bucky
Amigos en pie de guerra

La única iniciativa en este sentido por parte de la editorial fue la realización en 2015 de una serie de portadas alternativas (las famosas variant covers, como las llaman en USA) bajo el título de Mighty Men of Marvel, que mostraba a varios héroes masculinos luciendo (entre poco y nada) sus fornidos torsos y siguiendo la estela de una propuesta anterior que recibió el nombre Women of Power.

Lamentablemente, apenas un par (siendo generosos) de esas portadas llegaban al nivel de considerarse un auténtico pin-up, ya que casi ninguno de los héroes aparece retratado de manera sexy o atractiva y aunque muchas son ilustraciones bastante competentes, ninguna captura la frescura, confianza y atrevimiento de aquellas que nos deleitaron en los ahora añorados Marvel Swimsuit Specials de los años noventa.

hombres-poderosos
Hombres poderosos... pero no demasiado sexys

Podemos afirmar que muchos de los viejos y caducos tabúes sociales y prejuicios sobre sexualidad y género han quedado bastante atrás, a pesar de que sigamos viviendo en una sociedad sexista y machista. La cultura mainstream ha ayudado poderosamente a que esto haya ido cambiando, lenta pero firmemente. Los cómics no son ajenos a este cambio y desde sus páginas se han conseguido romper muchos estereotipos a base de normalizar en la mayoría de las veces y de provocar cuando ha sido necesario.

Esos pequeños avances que hemos apuntado que empezaron a darse con los especiales Marvel Swimsuit han ido cimentando poco a poco el camino para la igualdad de la que disfrutamos actualmente en los cómics, especialmente en el género de superhéroes, donde los estereotipos siempre han sido más acusados.

digno-thor
Más que digno...

La Marvel actual cuenta, felizmente y esperemos que por mucho tiempo, con mujeres fuertes y empoderadas (tengan "poderes" o no) y personajes cuya sexualidad tan sólo es un rasgo más de su identidad. Afortunadamente también, la editorial cuenta con muchos lectores del colectivo LGBT+ que pueden identificarse (¡por fin!) con sus héroes y heroínas favoritos.

Tan sólo queda soñar con que Marvel publique en algún momento un nuevo Marvel Swimsuit Special dirigido a lectores y lectoras de todos los sexos, edades y preferencias sexuales, y que además muestre diversidad de cuerpos y de funcionalidades, discapacidades físicas incluidas. Aunque la publicación de un especial de este estilo parece muy poco probable en los tiempos que corren, podría ser un producto que atrajera no sólo al público lector de cómics, sino también a los espectadores de su exitoso Universo Cinematográfico.

Excelsior!

peticion-lectora
Una lectora que lo tenía muy claro...

Te recomendamos especialmente:

David Alday
David Alday
Nacido en Bilbao y ciudadano del multiverso, es dinamizador cultural y socioeducativo, además de licenciado en arte dramático.