It 2 | Una secuela que no logra su cometido (Crítica)


Moisés Fernández
Moisés Fernández

It Chapter 2 es la segunda entrega que finaliza la historia del club de los perdedores en su lucha contra el macabro payaso Pennywise, pero no tiene la misma alma que su predecesora y quizás no pase a ser la mejor manera de cerrar esta historia.

Durante It Chapter 2, hay una broma recurrente que dice que Bill Denborough, (James McAvoy) no puede escribir un final satisfactorio para sus novelas. Tristemente, esa broma es una metáfora de la misma película, ya que no fue capaz de superar el éxito de su predecesora y el final se queda corto en su ejecución.

It Chapter 2 Pennywise

La película todavía cuenta con algunos sustos sólidos, y el final es redondo, aunque un poco formulaico. Empleando escenas de flashbacks para darle coherencia a ciertos eventos que ocurrieron después de la película original, el filme se siente, a veces, un poco desconectado de su propósito y su ritmo sufre por ello.

La primera parte de la película se siente apresurada al mostrarnos el futuro del club de los perdedores como adultos, Bill, Beverly (Jessica Chastain), Richie (Bill Hader), Mike (Isaiah Mustafa), Ben (Jay Ryan), Eddie (James Ransone) y Stanley (Andy Bean), para continuar con la misión de acabar con Pennywise (Bill Skarsgard) de una vez por todas.

Un ritmo algo errático

Losers Club It Chapter 2

No obstante, he aquí el problema. Es evidente tanto para Muschietti como para la audiencia que los perdedores jóvenes calaron mejor en la memoria conectiva de los fans, porque las escenas de los niños se sienten más pausadas y mejor estructuradas, mientras que las escenas con los adultos parecen una constante carrera contra el tiempo.

t Chapter 2 tiene una temática interesante que entrelaza el pasado de estos niños con su adultez, y esa es la pérdida de sus recuerdos de la infancia (y su infancia en general). Uno de los efectos secundarios de alejarse de Maine es perder la memoria, por ende, la pérdida del afecto que se tenían. Una vez que se reúnen, una de las escenas más importantes y destacadas de la película es su reencuentro, donde poco a poco van uniendo piezas faltantes hasta que redescubren el afecto que se tenían.

Pennywise It Review

La novela de King explora horrores tanto imaginarios como enteramente humanos, juntando casos de la vida real de crímenes de odio que inspiraron a King, como terror visual causado por CGI. Solo en los primeros diez minutos vemos un crimen de odio, violencia doméstica y un intento de violación. Varias de estas acciones parecen ser causadas por la presencia maligna de Pennywise, y son esenciales para la historia y entender que este ser llamado It es un ente que genera odio y exacerba las tendencias negativas de las personas más inclinadas hacia la violencia.

Lo más destacado: los actores

Bill Hader It 2

Bill Hader es, para muchos de los que vimos la película, el mejor intérprete y personaje. Su papel humaniza a Richie Tozier a un nivel que no teníamos en la primera película, y su química e intercambio de chistes con Eddie Kaspbrack hace que ambos personajes eleven el nivel de interpretación y disfrute de la misma, regalándonos risas y mucho carisma y corazón, algo que, indudablemente, le hace falta al largometraje.

McAvoy y Chastain tienen interpretaciones sólidas, con el personaje de Bill sufriendo nuevamente la pérdida de Georgie, que lo deja incapaz de razonar al momento de ver que Pennywise amenaza la vida de otro niño parecido a su hermano. Por su parte, Chastain tiene una de las mejores escenas, que, por desgracia, ya todos habíamos visto en el trailer: su interacción con una anciana que se queda con su antiguo apartamento. La increíble Joan Gregson es una de las joyas ocultas de la película, entregando a la audiencia una de las pocas secuencias de terror puro sin el uso de CGI.

Mrs Ramsoe

El trabajo de Mustafa en esta película es el diálogo de exposición constante, con su personaje siendo el único que se quedó en Derry para continuar vigilante contra las fuerzas malignas de Pennywise. Por su parte, Ransoe y Ryan son los actores menos conocidos de esta secuela, pero son, sin duda, unos de los que más brillan en ciertos momentos especiales.

El problema: el final

Richie Eddie It Chapter 2

El "tercer acto" de la película pierde la elegancia e inteligencia que Muschietti le inyectó a toda la precuela.

Mucho de la historia y del viaje realizado se siente simplificado y reducido en un constante apuro por llegar al final, y, a pesar de que la secuencia de la pelea final es bastante interesante de ver, la manera de derrotar a Pennywise es demasiado simple para pasar desapercibida como algo correcto.

La manera de acabar con It es haciéndole creer que es menos, cosa en la que él es un experto. Una de las maneras de demostrar su desdén por la humanidad es insultando a quien pudiera, y eso refleja mucho cómo se crean las inseguridades de los niños y adolescentes. Sin embargo, ¿no es muy simple algo así para un adulto exitoso con una vida hecha?

It Eddie

La mayoría de los perdedores son personas exitosas, con dinero y fama, pero todavía parecen vivir plagados y traumatizados por aquellos insultos que Pennywise se inventaba cuando tenían 12 años, y ellos emplean esta lógica para acabar con un ser milenario de otra dimensión.

No es suficiente. El final tiene una evidente falta de alma, ya que, en principio, se arma un plan para que no funcione, y ultimadamente, se le diga al payaso que no sirve para nada y eso sea lo que acabe con él. Por más complicado que suene el ritual de Chüd, era lo suficientemente coherente para funcionar, pero cuando todo eso falla, no tiene mucho sentido haber viajado tanto para acabar en una confrontación de insultos.

A pesar de que el epílogo es satisfactorio para los fans de los personajes, ya que demuestra que todo acabó y que los perdedores pueden ser felices, deja un mal sabor de boca saber que cualquier otro grupo de adultos que viviese toda su vida en Derry podía haber llegado a la misma conclusión para acabar con It y todo hubiese salido igual. Eso es lo que es frustrante.

Moisés Fernández
Moisés Fernández
Licenciado en Comunicación Social, traductor audiovisual para Netflix, tecladista de una banda de covers y fanático de la cultura del anime.